¡Mi hijo es portero!

¡Mi hijo es portero! Para los padres que nos gusta la vida bajo palos es una estupenda noticia, y para aquellos que aún no habían descubierto esta maravillosa posición es la gran oportunidad de acercarse a ella. Pero como se suele escuchar en el cine, “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.

thumb (1)

Ser padre o madre (de aquí en adelante utilizaré “padre” para referirme tanto al padre como a la madre y “portero” para referirme a porteros y porteras como término neutro) de un futbolista requiere ciertas dosis de educación y normas de comportamiento y que deben ser transmitidas también hacia el niño). Pero ¿por qué es distinto ser el padre o madre de un portero? ¿No es lo mismo que el del centrocampista o el delantero?

 

Como todos sabemos, la labor de un portero es una labor defensiva, por lo que no hay demasiadas ocasiones en las que se pueda celebrar efusivamente como con un gol (tal vez detener un penalty sea lo más parecido para nosotros, cosa que no ocurre tan frecuentemente) y sin embargo, sobre todo en fútbol base recibirán muchos goles a lo largo de la temporada. Esto significa que la vida de un portero tiene más momentos poco reconfortantes que la del resto de sus compañeros. Pero, ¿y qué?

Evitemos ser unos analistas compulsivos

¡Exacto! ¿y qué? Esa es la actitud que debemos enseñar a nuestro hijo o hija para que aprenda a disfrutar del fútbol. El gol debe ser visto como un mérito del rival y no como un demérito. Desrelativizar el fallo y no convertirlo en un trauma es nuestra principal labor. A veces es mejor no referirse al tema, no analizarlo tras el partido, dejar que la frustración se vaya. No sobrecarguemos a nuestros hijos. Cuando el árbitro indique el final, dejemos descansar a nuestro hijo mentalmente hasta el siguiente entrenamiento, sobre todo cuando son muy pequeños.thumb

Entrenador ya hay uno

Uno de los puntos más conflictivos de los padres de un portero es que siempre suelen colocarse detrás de la portería, muy cerca de su hijo y algunos no dejan de hablarle durante todo el partido. A veces dan consejos muy útiles y sirven para transmitir confianza al portero pero otras veces sus indicaciones entran en conflicto con las del entrenador, que para bien o para mal es el único que debe comunicarse con los jugadores durante el partido.

Además, podemos saturar a nuestro hijo, presionarlo demasiado y hacer crecer en él el miedo al fallo. Por eso, recomiendo que durante el partido seamos comedidos y evitemos hablar directamente con él, que seamos los mayores animadores del mundo pero no con nuestro hijo, sino también con sus compañeros. Que celebremos igual una parada que un corte dentro del área que evita un gol. Aplaudamos, animemos, démosles a todos una gran ovación tras el partido sea cual sea el resultado, pero evitemos las instrucciones técnicas

Ha fallado: ¿qué hacemos?

Difícil, muy difícil esta parte. Encontrar el equilibrio entre animarlo y perder por completo el sentido autocrítico es tal vez la clave. Los más pequeños nunca deben ser autocríticos, pero a medica que el niño va creciendo empieza ese sentimiento de superación que muchas veces se convierte en frustración y que debemos mantener bajo control.

Cuando el portero es pequeño soy partidario de no hablar sobre el partido y una buena práctica es compartir otros partidos de fútbol con él si es posible. Ver otros partidos y comentar lo bien que lo ha hecho el portero cuando intervenga.

Una vez el portero va creciendo, podemos hablar con él sobre cómo se siente, animarlo a trabajar duro durante el entrenamiento, pero evitar en la medida de lo posible la frase “es que tenías que haber hecho…”. Una vez el error se ha cometido casi todos somos capaces de dar consejos que no sirven prácticamente para nada. Por supuesto que a nuestro hijo le hubiera gustado hacerlo mejor, pero la mejor forma de aprender es la práctica, y para ello esperemos hasta el entrenamiento.

Dejemos también que nuestro hijo se exprese, intentemos educarlo en la expresividad en lo que al fútbol se refiere. Intentemos crear la costumbre de que explique cómo se siente tras un entrenamiento lo que a la larga le hará compartir sus preocupaciones con nosotros. Es un gran y valioso vínculo que puede ser muy útil. Así que aprovecha ese tiempo que pasáis en el coche después del entrenamiento para escucharlo. A veces se puede aprender mucho de lo que dice el niño.

Fanáticos no, gracias

“¡Vaya falta le han hecho a nuestro jugador! ¡Eso es amarilla por lo menos! “. ¿A tí, papá o mamá te gustaría que alguien fuera a tu trabajo a remarcar y protestar cada vez que cometes un error en tu cometido? Por supuesto que no, pero además el fútbol base debe ser entendido como un entretenimiento, un hobby para desarrollase física y emocionalmente. Por supuesto que da rabia e impotencia que no hayan pitado esa mano tan clara que nos hubiera hecho ganar y así poder adelantar posiciones en la liga. Pero una decisión puntual del juez del partido no puede cambiar, por mucho que lo repitamos, el trabajo de una temporada. Simplemente vayamos al fútbol a celebrar, nada más

“Lo importante no es el resultado”

Verdad y mentira. El objetivo del fútbol es ganar pero a su vez no lo es. Todos los equipos juegan y deben de jugar para ganar, pero no pasa absolutamente nada si no se consigue, así que no todo vale para conseguir la victoria. No caigamos del todo en este gran tópico porque todos sabemos que a todos nos gustaría ganar. Lo realmente importante es estar contento con nuestra actitud y la de nuestros hijos independientemente de que se logre o no la victoria. Hay una frase muy utilizada en el fútbol que dice que “se aprende más de una derrota que de una victoria”. No significa que no importe perder, pero el fin de perder es ser más capaces para ganar la próxima vez.

 

Creo que el ejemplo perfecto de cómo entender el rol de papá y mamá de un portero es la que hacen en padresde1portero.blogspot . Lo que comenzó con el seguimiento de lo que hacía el pequeño Pau ha derivado en un lugar de como ha de entenderse el fútbol base. Sin duda alguna para mí es sin ninguna excepción el espejo donde mirarse y aprender cómo todos los padres deberíamos enfocar nuestro rol, en este caso con un hijo portero, pero que podría ser extrapolado a cualquier otra posición.

IMG_4715

 

Anuncios

4 pensamientos en “¡Mi hijo es portero!

      1. Jesus

        Hola buenas noches gran verdad todo el relato mi hijo es portero y con diez año ya a sufrido lo difícil que es ese puesto cuando juegas en la Ud Las Palmas Benjamín y un entrenado lo ase responsable de los goles encajados asta tal punto de dejarlo llorando pero un portero tiene que tener una mentalidad muy fuerte y seguir su camino si es lo que le gusta

      2. juansanchezmerchan Autor de la entrada

        Hola Jesús. En primer lugar gracias por tu comentario. ¿De verdad un entrenador de benjamines hace directamente responsable de los goles a un portero? ¿Y en un equipo tan grande como la UD? En caso de que eso sea así tal vez deberías reportarlo al coordinador puesto que se está haciendo un esfuerzo muy grande en todo el fútbol base español por mejorar la metodología y es algo que se puede ver en casi todos los clubes que luchan por usar siempre el refuerzo positivo. No obstante, si mi hijo llorase tan sólo una vez “por culpa” del entrenador, no dudaría ni un segundo en cambiar de club. Es muy normal que los niños lloren cuando fallan y reciben un gol porque empiezan a conocer la gran responsabilidad del portero, pero de ahí a soportar críticas NO CONSTRUCTIVAS del entrenador hay un trecho. Si el entrenador aprovecha el fallo para enseñar sería fantástico, pero con el objetivo de mejorar. Comprendo que estar en la cantera de la UD Las Palmas, una de las mejores de España debe ser motivo de orgullo, pero el objetivo principal es disfrutar del fútbol, así que debes estar muy atento a cómo sigue tu hijo. Es muy importante que no le coja miedo a fallar y que sea feliz jugando al fútbol.
        Un saludo y espero noticias tuyas pronto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s