Por qué soy portero

A veces la soledad de la portería nos hace pensar por qué soy o por qué debo ser portero, por qué libro todas las batallas solo… ¿por qué somos tan distintos a los demás?

Un portero no disfrutará (casi) nunca de las mieles del gol, no tendremos esa sensación indescriptible que es marcar un gol que nos dé el partido que hemos estado preparando durante una semana. A menudo la gente no nos felicitará por nuestra gran actuación, los focos serán para nuestros compañeros, para quien fue la manija del equipo, quien secó a la estrella del equipo contrario, quien luchó cada balón hacia la extenuación.

Un portero vive solo, entrena aparte de los demás, trabaja cualidades extrañas para los demás. Puede que el equipo gane el partido, y nosotros nos hemos limitado a gritar y sacar dos veces de puerta. Puede que nuestra actuación más memorable sea en una dolorosa derrota, pero ¿quién sabe realmente que no pudimos hacer más?

Un portero cae y se hace daño, pero se levanta. Al siguiente balón sabe que volverá el dolor, pero no importa, ese balón es nuestro. Nos duelen las caderas, nos quemamos las rodillas, nos duelen los balonazos en el cuerpo pero no tenemos miedo. Donde otros giran el cuerpo y dan la espalda, nosotros abrimos los brazos y vamos decididos a por el balón. Entrenamos solos porque nuestro trabajo es diferente, especial, único. El talento es importante para un portero, pero el trabajo lo es aún más. Necesitamos ser fuertes, persistentes, inteligentes y maduros.

Llegarán las críticas y seremos los responsables de los malos momentos, y seremos los últimos a los que miren en las victorias, pero nosotros defendemos el bien más preciado: la portería.

Llevamos el 1 a la espalda: somos el primer jugador del equipo. El primer nombre de la alineación siempre será el nuestro. No ganamos partidos, pero hacemos que nuestros compañeros no lo pierdan. Solo un portero ha ganado un balón de oro, pero nadie lo ganará sin nuestra ayuda.

De pequeños lloramos al fallar cuando todos nos señalaban como el culpable de un gol sin importancia, pero aprendimos a secarnos las lágrimas, a apretar los dientes y a esperar con impaciencia el siguiente entrenamiento para corregir ese fallo y que nunca más vuelva a pasar.

Somos los ojos en la retaguardia del equipo. Nuestra voz mueve y mantiene unido al equipo. Organizamos, animamos a los demás, despertamos al compañero que pierde la concentración porque nunca descansamos, siempre estamos alerta. Cuando el portero habla, el resto calla.

Un portero es el último obstáculo entre el rival y el éxito. Mientras todos tienen 90 minutos para demostrar sus capacidades, nosotros nos lo jugamos en unos cuantos segundos. Defendemos una portería inmensa, imposible de defender. El larguero se alza imponente sobre nosotros y entre los dos postes hay un mundo, pero siempre estamos en el lugar preciso para hacer pequeña la portería.

¿Que por qué soy portero? Porque una vez que te has puesto los guantes y has estado en la portería, habría que estar loco para no querer volver a serlo.

Anuncios

7 pensamientos en “Por qué soy portero

  1. Ronald Sanchez

    inspiradora nota tengo 13 años amo el futno0l yo lo respiro y lo vivo se mas de futbol que otros adultos de 30 o mas yo soy portero porque me encanta volar esa sensación de estar en el aire además eres el único que puedes salvar al equipo en estos 13 años e vivido duros momentos goles de cancha a cancha por un mínimo
    error de posición pero me e levantado y para mi equipo soy indispensable todos los entrenamientos los tomo con mucha seriedad como si fueran finales siento ese deseo de progresar y el sueño de ser grande

    Responder
    1. juansanchezmerchan Autor de la entrada

      Hola Ronald. Muchas gracias por tu comentario. Me gusta leer que los porteros somos esa raza especial de trabajadores y sufridores. Eso sí, recuerda que el fútbol es un deporte, un juego. No dejes que los fallos te martiricen más de lo necesario. Todo lo que no te sirva para motivarte para aprender, es un autocastigo innecesario. Es mejor portero quien disfruta del juego que quien vive atormentado así que concéntrate siempre en mejorar, aunque por lo que escribes estoy seguro de ello

      Responder
  2. David Sahuquillo

    Hola me llamó David y tengo 15 años. Soy porteros desde que puedo recordar. Es verdad que nadie como un portero sufre cuando le marcan un gol a su querida y amada portería. Jamás seremos las estrellas del equipo y nos iluminaran los focos pero para nosotros queda el esfuerzo y la constancia del día a día levantándose y recogiendo el balón de la red pero siempre nos levantamos y a la siguiente lo hacemos con más garra y ahí si que no nos gana nadie. SOY PORTERO!

    Responder
    1. juansanchezmerchan Autor de la entrada

      Hola David. Muchas gracias por el comentario y además tan movitador. Tal vez lo más injusto de ser portero es que antes de nosotros recibir un gol generalmente un compañero falla un pase, otro falla en la marca, otro le da demasiado tiempo al rival para pensar y después de todo eso nosotros recibimos un gol y solo se valora nuestro gesto técnico obviando la cadena de errores. Sin embargo ningún portero lo es porque busque elogios. Nosotros somos (o así me gusta pensarlo) distintos a los demás porque aún sabiendo que los aplausos casi siempre irán para nuestros compañeros, amamos esta posición. Aún cuando prácticamente no tocamos la pelota en 90 minutos o cuando nos toca una temporada sin jugar un minuto. Sigue con esas ganas y trabajando duro porque no sé si llegarás lejos o no, pero seguro que allá donde juegues te ganarás el respeto de tus compañeros, que es lo más importante.

      Responder
  3. Nicolás

    !Hola! Buenos días/noches/tardes quería hacerle un par de consultas y de verdad, lo siento por publicarlo aquí ya que no sé donde iría y que tampoco sé si el foro sigue activo 😦
    Tengo 14 años y mido 1,68, quería saber si soy muy bajo para ser portero y si puedo llegar a ser más alto, no me acompleja para nada es que solo veo que se me puede hacer difícil ésto por mi altura, no sé cuanto tiene que ver la genetica pero mi madre es enana mide 1,50 y mi padre mide 1,65, mi hermano 1,74 y mi abuelo aprox también, y en la familia de mi madre si son altos no sé porque salió ella así, mi tío aprox 1,78 y mi primo mide más de metro ochenta… ah… en familia de mi padre también hay bastantes altos pero él salió pequeño.
    Eso, saber si puedo llegar a tener altura “buena” para ser portero, porque me entretiene bastante la verdad, no soy flaco pero tampoco estoy gordo, estoy ahí ahí, hace unos meses sí pero adelgacé. también que éste año pegué un estirón bastante bestia porque a mi madre no la pasaba y ahora a mi padre sí.
    Fuera de ese tema, quería hablar sobre la protección, estuve probando los saltos y viendo en youtube, hay algunos que dicen que lo primero que cae es la pierna pero yo entendí que aquí lo que tiene que caer es primero el brazo y luego se va repartiendo el impacto al cuerpo finalizando en la cadera que reparte a las piernas y así es menor el daño. Hasta ahora lo hice como vos explicaste ya que se nota como “más confiado” en lo que hablás. De protección no tengo nada, no uso guantes porque no tengo (mi vecino es amigo mío y si se lo pido me lo presta igualmente) y tampoco tengo protecciones más que ropa larga, hasta ahora lo que hice fue usar ropa de más en las caderas más que nada (por miedo) y los brazos, me he tirado y en éstos días se nota la diferencia. Para practicar siempre practico en mi patio (no tengo clubs cerca, el más cerca que tengo es de tenis y el 2do solo practica basket y hockey en hielo o algo parecido a eso) con mi hermana que le gusta el fútbol y eso, practico paradas y tal, y hace poco le pedí que me tirara balones rasos para ver si los agarraba tirandome y hasta ahora voy bien. Preguntar que podría hacer para entrenar y si necesito fuerza en los brazos, fuerza no tengo, un poco solamente, lo que sí antes practicaba boxeo y me enseñaron a como pegar y a usar bien los nudillos, también a como decirlo, practicar para que ese dolor sea indoloro o pequeño. Saludos y muchas gracias por leer todo, aprecio de verdad tus blogs.

    Responder
    1. juansanchezmerchan Autor de la entrada

      Hola Nicolás
      Tengo pensado crear un foro pero de momento te puedo contestar aquí. Me preguntas si puedes llegar a tener una altura buena y ahí lo siento pero no te puedo decir. Si quieres disfrutar del fútbol, da igual que midas 1,68 que midas 1,90. Para jugar por placer no es importante ser alto, sino saber qué hacer en cada momento. En tu caso, diría que la altura marca el 10% de lo que puedes hacer ahora mismo. Mientras no domines más o menos las técnicas básicas, tu altura no influye prácticamente en nada. Incluso para porteros profesionales, la altura es relativamente importante ya que hay porteros de 2 metros bastante mediocres y porteros de 1,80 excelentes. Por ejemplo, Victor Valdés, uno de mis porteros preferidos, estaba sobre 1,83 y aún así fue uno de los mejores si no el mejor durante algunos años.
      Los tutoriales de Youtube que dicen que lo primero que cae es la pierna están en lo correcto aunque con matices. Si ves fotos de porteros entrenando, en paradas donde la exigencia no es máxima, lo primero que toca el suelo es la pierna pero mecánicamente es una parada muy simple que no debes saber mucho más. Ahí la cadera no sufre demasiado. Si quieres hacer una parada más exigente, bajo mi punto de vista y por mi experiencia, una buena técnica hace que el tronco y brazos se lleven gran parte del impacto aunque con todo ello las caderas sufren bastante. Además, mientras más pesado seas, más sufren.
      No obstante y puesto que parece que estás empezando en el fútbol o aún estás en la fase de aprendizaje, tu técnica no será buena y sobre todo necesitas mucha repetición de ejercicios, lo cual castigará tus caderas. No sé si te puedes permitir comprar material de portero pero en tu caso intentaría comenzar con unos guantes y unos pantalones de portero con protección en las caderas. Da igual cómo sean los guantes, pero para um portero son imprescindibles. Sobre la protección, yo por ejemplo tengo unas mallas acolchadas y encima utilizo un pantalón largo. Con eso debería ser suficiente (no necesitas ni protección en rodillas, ni en codos….). Si no puedes gastar mucho dinero, puedes utilizar remedios más caseros y coser algún tipo de acolchado al interior de un pantalón que vayas a utilizar para entrenar y para ser más precisos hazlo sólo en la zona de las caderas. Si quieres disfrutar del fútbol seguro que encuentras la manera de hacerlo.
      Para practicar es muy difícil que te diga qué hacer, puesto que necesitas un plan de entrenamiento que en mi caso me lleva años llevarlo a la práctica, desde que un niño viene por primera vez hasta que la técnica básica ya está aprendida, lo cual puede llevar 5 o 6 años como poco. A partir de ese punto se trata de mejorar los conceptos que ya se saben, pero el aprendizaje es un proceso continuo.
      Puedes comenzar a hacer esas paradas a tiros rasos, es un buen comienzo, pero puesto que en esa fase de aprendizaje lo importante es el método ensayo-error (parar, corregir, volver a tirar, volver a corregir y así cientos de veces durante muchos entrenamientos), tus caderas sufrirían mucho de tanta repetición. Lo que hago en estas fases es iniciar la parada desde una posición de rodillas donde tus caderas prácticamente no sufrirán.
      Céntrate en ser capaz de atrapar el balón con distintos tipos de disparos: frontal por encima del pecho, a la altura del pecho, por debajo de la cintura y raso. Cada uno de estos casos requiere de una técnica distinta que debes practicar y una vez esté aprendido, comienza a caer primero con balones rasos. Si empiezas con cosas fáciles y vas aumentando la dificultad (a lo largo de semanas o meses, no quieras hacerlo todo en un día), notarás que de cada vez aprendes más y sobre todo cualquier parada nueva te costará menos aprenderla.
      Y no te preocupes de la fuerza. La fuerza de un portero digamos no profesional se desarrolla por pura práctica. Si quieres vivir del fútbol deberás trabajarla pero mientras no lo hagas, el entrenamiento te dará la fuerza que necesitas.
      Un saludo y mucha suerte!

      Responder
      1. Nicolás

        Hola, gracias por responder. Al fútbol juego desde que tengo memoria con los pibes de mi barrio y siempre en el colegio, casi siempre de defensa o de portero porque eran las posiciones que más me gustaban a mí y las veces que me tiraba solo me tiraba a ras de el suelo y luego dolía un poco pero ya y me empezó a agradar más el fútbol hace unos pocos años.
        Saludos y gracias por responder, lo tendré en cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s