11 consejos para el portero principiante de fútbol base

La singularidad del puesto de portero empieza en las raíces del fútbol base, entre los 6 y los 8-9 años, o lo que es lo mismo, entre prebenjamín y alevín, que es cuando el niño tiene su primera toma de contacto con la portería. Para llegar a ser portero, existen dos vías: la de la vocación, en donde el niño tiene claro que quiere ser portero y la segunda que es la del “descubrimiento”. Una forma de entender el fútbol base que se va extendiendo muy rápidamente es que todos los jugadores (especialmente en prebenjamín y benjamín) deben rotar por las diferentes posiciones ya que a esa esad no es recomendable aún la especialización. Así, el encuentro con la portería puede ser casual pero igualmente satisfactorio.

El puesto de portero tal vez no dependa tanto del talento innato que tal vez pueda necesitar un jugador de campo y una buena base, constancia y tenacidad en el esfuerzo pueden convertir a cualquier niño en un muy buen portero. Aquí van 11 consejos que pueden ayudar para esta tarea:

  1. Trabajo específico: no siempre los porteros pueden disponer de una persona que les preste la atención necesaria y las sesiones con el resto de jugadores, si bien ayudan, no siempre son suficientes. Simulaciones de partido con tiros de vez en cuando no es siempre lo más adecuado, sino que para poder aprovechar esa situación antes hay que realizar un trabajo de repetición y aprendizaje. Por tanto, una sesión de entre 30 y 60 minutos a la semana puede ser muy beneficiosa
  2. Trabajo en equipo: el portero debe trabajar siempre con otros porteros y lo ideal es que siempre haya 2 porteros en un equipo. Esto fomenta la competencia sana, el compañerismo (los lazos entre 2 porteros son muy fuertes ya que suponen un apoyo para el otro) y la descarga de responsabilidad.
  3. Construir la casa por los cimientos: un buen punto de partida para cualquier portero es la colocación en la portería y saber atrapar la pelota (lo puedes ver en este artículo). El “embolsar” es la primera técnica para atrapar un balón, la más segura y la que debe ser más utilizada a edades tempranas. Esto reporta una base sólida y un aumento de confianza por la simplicidad y la seguridad que da un portero que estando bien colocado pueda utilizar casi siempre esta parada.
  4. El buen equipamiento: un portero debe siempre ir bien equipado y su material no puede ser el de un jugador de campo: pantalón de portero, camiseta de portero, guantes… Ir bien equipado es fundamental para poder ejercer correctamente sus funciones. Puedes leer más en este otro artículo.
  5. Diversión: dada la “soledad” que acompaña a este puesto y que en algunos partidos el contacto con el juego de un portero puede ser muy limitado, es necesario guiar al niño para encontrar la diversión del puesto. Los juegos en los entrenamientos específicos de portero son fundamentales para mantener feliz y motivado a cualquier portero.
  6. Integración: mientras no esté desarrollando trabajo específico, el portero siempre debe estar integrado con sus compañeros. Esto no solo es beneficioso para su integración con el resto de sus compañeros, sino que le reportará un manejo de balón con los pies que a la larga le será realmente útil.
  7. Coordinación: el trabajo de coordinación que se puede llevar a cabo en cualquier calentamiento es extremadamente importante. Dada la corta duración de las acciones de un portero, la coordinación juega un papel fundamental para ejecutar cualquier gesto en el menor tiempo posible.
  8. Aprendizaje: este es el punto negro de nuestra posición. Mientras un jugador de campo puede errar pases o controles básicos sin que ello afecte necesariamente al equipo, cualquier “fallo” del portero puede ser muy determinante. El desarrollo de un portero se mantiene hasta una edad mayor que la de un jugador de campo así que la palabra fallo debería ser desterrada de nuestro vocabulario. El método de ensayo-error es la base de nuestro aprendizaje.ter stegen borussia
  9. Mentalidad: los errores en partidos vendrán y son los momentos más duros para un portero que se ve solo y con la mayor responsabilidad del equipo. Es trabajo de entrenadores y padres el desrrelativizar cualquier error. El hecho de utilizar expresiones fáciles que al niño no le van a calar del tipo “todos fallan, no solo tú” o “a la próxima lo harás bien” no es suficiente. Un entrenador de porteros debe saber elegir los ejercicios correctos para dar confianza al niño donde más la necesita y así conseguir que el miedo escénico desaparezca rápidamente (si el niño ha recibido un gol entre las piernas, rápidamente hay que enseñar a poner una rodilla en tierra…).
  10. Educación a los compañeros: el resto de compañeros, muchas veces los más críticos con el portero, deben aprender a respetar y valorar el trabajo de un portero. Desde primera hora deben comprender la difícil labor de un portero y comprender que unas palabras de ánimo en momentos complicados son el mejor regalo que pueden hacer a un compañero.
  11. Liderazgo: en muchas ocasiones el portero suele madurar antes que el resto de sus compañeros ya que al trabajar fuera del grupo muchas ocasiones tiene que aprender a pensar por sí mismo antes que los demás. Es importante que desde el principio se eduque a un portero para ser comunicativo, saber pedir ayudas, organizar el equipo cuando es necesario y en definitiva ser una voz dentro del campo.

Más adelante publicaremos plannings y ejercicios útiles para porteros principiantes, pero cualquier duda que os surja, no dudéis en transmitirla.

Anuncios

23 pensamientos en “11 consejos para el portero principiante de fútbol base

  1. leandro

    Hola amigos me gusto mucho los diez consejos los voy a usar es que estoy entrenando niños porteros en un club de barrio para sacar los niños de la calle y darles una educación deportiva yo no soy portero pero lo ago de corazón ya q es de voluntario no recibo nada a cambio solo saber q ay un niño menos en la calle. Es por eso q les pido q ante cualquier otra información básica les pido me la alcanse gracias .leo de argentina

    Responder
    1. juansanchezmerchan Autor de la entrada

      Hola Leandro! Gracias por el comentario. La verdad es que lo que haces es más valioso que lo que hagamos el resto de entrenadores de porteros. Mi único consejo sería que hicieras entrenamientos divertidos. Los entrenamientos tienen tres partes: calentamiento, parte técnica y parte técnico-táctica. Empieza siempre haciendo juegos: voleibol, rugby sin contacto.. Cualquiera en el que se trabaje por equipos y con las manos. Haz luego una parte donde puedas enseñarles algo y puedes terminar con una ronda de tiros para que comprueben lo aprendido. En esta última ronda, si estás tú solo lanzando con muchos niños estarán demasiado tiempo inactivos, por lo que puedes ir utilizando a algunos de ellos para que tiren también a puerta, involucrando a más niños en el ejercicio.
      Un saludo y mucha suerte!

      Responder
  2. leandro

    Hola Juan la verdad lo puse en practica y funciona, es muy bueno tu consejo y los niños están muy contentos las practicas se están volviendo divertidas y todos quieren partisipar, me gustaría un contacto mas directo ya que tus consejos son muy buenos te lo agradeseran los niños de club agrupación infantil arijon

    Responder
    1. juansanchezmerchan Autor de la entrada

      Hola Leandro! Muchas gracias por tu comentario. Yo también entreno a niños y la conexión que se genera entre el entrenador y los porteros es algo muy especial. Para entrenar niños te recomiendo que leas esta otra entrada donde explico cómo preparar un entrenamiento: https://mundoportero.wordpress.com/2015/01/07/como-hacer-un-entrenamiento-de-porteros/ . Ahí puedes consultar las partes del entrenamiento, qué trabajar y en qué momento… Es muy importante que siempre intentes hacer juegos al principio de la sesión para que calienten y mentalmente se preparen para el entrenamiento y sobre todo mantener a la mayor cantidad posible de niños implicada en el entrenamiento. Si por ejemplo entrenas a 8 porteros y le tiras a los porteros de uno en uno, uno estará haciendo el ejercicio y los otros 7 estarán mirando. Sin embargo si tú tiras, el portero hace la parada; tras coger la pelota hace un saque con la mano a otro portero que debe parar la pelota y con esa misma pelota golpear a una segunda portería donde habrá otro portero listo para parar, tendrás implicados a 3 porteros, por lo que tardarás solo 3 rondas en hacer que todos participen.
      Un saludo y aquí estoy para todo lo que quieras

      Responder
  3. bernardo

    buenas tardes soy bernardo de Mérida Venezuela yo si fui portero pero una lesión me saco de las canchas ahora quiero entrenar a niños para que sean buenos porteros tus consejos son muy útiles, quisiera saber si montan vídeos de entrenamientos también, muchas gracias feliz tarde

    Responder
    1. juansanchezmerchan Autor de la entrada

      Hola Bernardo
      Gracias por escribir! La verdad es que de momento no he hecho ningún video al respecto pero es algo que me encantaría hacer. Es algo que quisiera hacer en poco tiempo y haré sesiones enfocadas a practicar habilidades determinadas como el blocaje, la batida, el juego aéreo, 1 contra 1…
      Si quieres un consejo para entrenar niños, simplemente convierte cada ejercicio de práctica que tengas en un juego introduciendo pequeñas modificaciones y nunca tengas a un portero parado demasiado tiempo para que no se distraiga y se aburra.
      Mucha suerte!

      Responder
  4. Leabdro

    Hola Juan tus concejo cirven de verad es q ya paso casi un año y hoy recibieron sus trofeos mis cinco porteritos niños y la verdad me llena de orgullo apollar el espíritu fuerte de un porteritos. leon

    Responder
    1. juansanchezmerchan Autor de la entrada

      Hola León! Enhorabuena una y mil veces por tu trabajo. Algun dia tus porteritos que hoy son niños seran hombres, no importa si porterazos buenos o no, y se acordarán del entrenador que les enseñó valores en el fútbol. Eso es lo único importante. Saludos

      Responder
  5. Madre

    Buenas,
    Me ha parecido muy interesante lo que acabo de leer sobretodo porque tengo un problema mi hijo acaba de cumplir los 8 ha empezado este curso a jugar a futbol( después de que llevará varios años pidiéndome, le apunte) pues bien en los dos primeros entremos después de jugar un poco a tirar a puerta y tal lo pusieron de portero , y la verdad que paro bien así que le preguntaron y asignado portero( yo creo que más bien impusieron porque con dos entrenamientos todo nuevo para el…. No sabía dónde se metía) así que ala portero en la familia, nosotros le animamos mucho pero poco a poco fue saliendo lo que él quería ser jugador, no quiere ir años partido ni a entrenar …..(cosa que me da rabia porque él estaba súper ilusionado con jugar fútbol peor como él dice jugar no ser portero) he hablado con el entrenador pero no prevé que vaya a poner solución, una de sus teorías es que si hace caso a todos tendría un equipo de delanteros, y que el otro portero o los defensas tb han psado por esa fase de no querer jugar en esa posición y al final han accedido. Yo conozco al mío y creo que antes deja el fútbol, porque no le dicen ni siquiera de jugar de vez en cuando de jugador , que este año se queda así y el que viene ya veríamos ……
    Que puedo hacer?

    Responder
    1. juansanchezmerchan Autor de la entrada

      Hola! En principio, la metodología moderna de fútbol base recomienda la rotación en las posiciones en las que juega el niño hasta los 9 años más o menos. Esto significa que lo importante para el niño es que conozca los fundamentos del juego en todas las posiciones porque aún es pronto para especializarse. Por tanto, habrá días que se encuentre más cómodo y otros que disfrute menos. Pero si el entrenador lo obliga a ser portero para una temporada larga es un error enorme. El portero no debe ser un castigo, sino una vocación. Por tanto, si el niño no disfruta y el entrenador solo lo quiere como portero, lo mejor primero es consultarlo con el entrenador, porque aparte del portero y el delantero hay otras posiciones en el campo. Si aún asi el entrenador pone sus intereses por delante de los de tu hijo, lo mejor es cambiar de club antes de que el niño empiece a asociar el fútbol con algo que no sea deporte, compañerismo y diversión. Si el ser portero va a ser una situación momentánea, ahi es donde puede entrar su familia para explicarle que el ser portero también es un oficio bonito y que para ser futbolista hay que conocer el fútbol en todas las posiciones. A esas edades, lo bonito es marcar goles y recibirlos puede parecerles un castigo, asi que intentad enseñarle la cooperación como un valor que transmite el fútbol.
      Si aun asi el niño no es feliz porque pasa muchas semanas haciendo algo que no le gusta, el cambiar de club no es el fin del mundo
      Un saludo y mucha suerte!

      Responder
  6. Madre

    Gracias por contestar, y la verdad por un lado me dejas más tranquila saber que no era una cosa que solo opine yo. Los demás del equipo llevan varios años jugando desde los 5 creo, así que no sé si han pasado por todos los puestos en este tiempo… Me intentare enterar , lo que sí sé es que ahora cada uno tiene su posición asignada y si alguno de pronto flaquea o flaqueó el año pasado como me dijo alguna otra madre… Pues le han “convencido” con argumentos que es lo que se ha comprometido y tal,y ahí se ha quedado, lo que ocurre es que el mío empieza este año en el equipo, es su primer equipo, siempre ha jugado pero en el colegio con los amigos en el recreo y demás…, y no le han dejado probar ningún otro puesto ..
    Espero poder llegar a un acuerdo con el entrenador para que no solo juegue de portero sino que alterne, si me dices alguna forma sutil como planteárselo te lo agradecería…. Sino pues ya veré como busco la mejor manera posible aunque no hago más que darle vueltas y no me gusta en que va a terminar esto, no me parece justo que tenga que dejarlo porque no le dan una opción .
    Saludos y muchas gracias de nuevo

    Responder
    1. juansanchezmerchan Autor de la entrada

      No hay de qué. En realidad no debes de tratar de ser sutil. “Su trabajo”, y lo entrecomillo porque no debemos olvidar que el trabajo que hace un entrenador de fútbol base es emplear su tiempo libre en educar a nuestros niños, es que los niños sean felices. Los entrenadores estamos acostumbrados a trabajar de cerca con los padres, así que lo más sensato sería que le comentaras que tu niño lo está pasando mal y que está empezando a dejar de querer ir, que no disfruta siendo portero a largo plazo. Normalmente el entrenador debería verlo y entonces tu hijo volvería a jugar de jugador. Si el entrenador te dice que es algo momentáneo, podéis hablar con tu hijo y explicarle que es algo por lo que los demás han pasado y que él ha de pasar, y que le hará mejor jugador.
      Ahora bien, todo esto lo digo poniéndome en vuestra situación, pero un entrenador JAMÁS debe obligar a ningún niño a ser portero. Ese precisamente es nuestro problema. Muchos entrenadores aún hoy en día mandan a los niños menos hábiles a ser porteros y es un menosprecio enorme a la que muchos consideramos la posición más bonita y compleja del fútbol.
      Pero bueno, yo siempre recomiendo el diálogo siempre con buen ánimo y predispuestos a entenderse. Seguro que ese entrenador hará lo que más le convenga a tu hijo

      Responder
  7. Madre

    Gracias Juan ,tus palabras me ayudan, pero el caso es que tonta he hable con el entrenador y le comenté que el crío no quería ,que se me pone a llorar que no quiere ir porque no quiere estar de portero , y su respuesta la verdad que no era la que esperaba sino que él no puede hacer caso a todos que sino sólo tendría delanteros que otros han pasado por esa situación y al final han accedido, que no puede acceder a la posición de que o juega de jugador o no juega que este año está muy difícil cambiarlo porque no es solo cambiarle a el( cosa que discrepo porque son 9 en el equipo y al estar dos porteros se quedan 7 por lo que hay jugadores que repiten algunos niños en los tiempos.
    No se ya te contaré el martes queremos hablar con el entrenador y veremos si varía la cosa o cómo me dio la sensación el otro día por teléfono que no tienen ninguna intención de cambiar

    Responder
  8. Pingback: 10 consejos para ser mejor portero | mundoportero

  9. Madre

    Gracias por todos vuestros consejos. Pero por ahora no ha funcionado, le comunicamos al entrenador que no iba a seguir, y les mande un was al grupo para que los demás padres supieran que lo dejábamos y que era porque no quiere ser solo portero y ahí se ha quedado la cosa… Espero que el año que viene pueda jugar con ellos como jugador porque con sus compañeros esta agusto

    Responder
  10. Madre

    Hola, mi hijo decidió con 7 años que quería ser portero. Cuando empezó no sabía ni cojer el balón, pero el entrenador de porteros le puso mucho interés pues aprendió muy rápido. Ahora empieza en benjamín tiene 8 años hace unos entrenamientos bastante bien. El problema es que últimamente cuando hace partidos de entrenamiento con el equipo se bloquea y no hace las cosas bien. No sabemos lo que le pasa y le puede costar el puesto en el club. Me podías aconsejar como ayudarle? Porque el quiere seguir de portero

    Responder
    1. juansanchezmerchan Autor de la entrada

      Hola! Aparte de que no es del todo justo que el niño pueda perder su puesto en el club porque se bloquea en los partidos, creo que puede haber tres motivos:
      1.- Tal vez los entrenamientos de porteros no están del todo bien diseñados. El objetivo de un entrenamiento de porteros es enseñar al portero una habilidad para que la pueda poner en práctica en el partido, en una situación real. Si el niño sabe hacer la parada pero no la pone en práctica es porque puede que la última fase del entrenamiento no esté bien diseñada. Normalmente, primero se le enseña la técnica para poco a poco irla introduciendo en situaciones más complejas. SOLUCIÓN: Por ejemplo, si quieres enseñar al niño a embolsar la pelota, las primeras sesiones de entrenamiento deberían estar enfocadas a la técnica para que al niño le sea fácil coger la pelota y poco a poco, ir haciendo situaciones parecidas al partido como por ejemplo, comenzar el ejercicio en la parte lateral del área y el niño cubriendo la portería de acuerdo a la posición de la pelota. En este momento el EdP puede o bien golpear o pasar al punto de penalty donde otro compañero pegará a puerta. En ese caso introducimos el desplazamiento, de nuevo tener que coger la posición correcta en la portería y la posición correcta del cuerpo y hacer la parada.
      2.- Puede ser que el niño se bloquee por la presión a la que se le está sometiendo. Con 8 años la palabra competición debería estar poco menos que prohibida así que podríais ayudarle aislándolo de esta situación de “si sigues bloqueado puedes perder tu puesto”. Simplemente que vaya y disfrute, y si falla pues a intentarlo la próxima vez. Sé que para los padres es una preocupación extra, pero intenta que el niño no lo note y que se concentre sólo en esa pelota que viene hacia él, no en lo que pasará si la pelota entra en la portería. Poner tanta presión sobre un niño tan pequeño puede ser perjudicial a corto y largo plazo. Si empiezan ya a competir a los 8 años, a los 18 estará totalmente saturado. SOLUCIÓN: tal vez podéis hablar con el entrenador para que comente con el resto de compañeros que jamás culpen al portero y que siempre lo animen. Que cada vez que haga una parada le hagan refuerzo positivo y le aplaudan para que coja confianza.
      3.- No deja de ser un niño que sólo lleva un año como portero, por tanto todas las situaciones de partido son completamente nuevas para él. Aún no tiene experiencia suficiente para saber qué tipo de parada ejecutar dependiendo de la situación. En el entrenamiento de porteros, todo está bajo control por parte del EdP mientras que en el partido todo es aleatorio porque depende de lo que hagan tus compañeros, de si tus defensas fallan, de lo bien que lo haga el contrario, de posibles rebotes… Tu hijo necesita recibir muchos goles para aprender. Te pongo un ejemplo: posiblemente tu niño opte por quedarse en la portería ante balones largos que le cogen la espalda a la defensa. Todo el mundo le gritará: “¡portero, sal a por ella!” pero tu hijo aún no sabe cuándo debe salir y cuándo no. Debe ir explorando sus límites para ver a qué balones llega y a cuáles no, y a su vez estos límites cambian con la edad ya que mientras mayor se haga, más rápido y fuerte será. Imaginate ahora que a veces los porteros profesionales e internacionales con sus países dudan (muy a menudo) sobre cuándo salir a por una pelota, y eso que llevan toda su vida haciendo lo mismo. Ahora pongámonos en el caso concreto de un portero; mientras que un jugador de campo toca la pelota 20-30 veces por partido, un portero puede tocarla 4-5 veces y puede que a veces la toque solo para cogerla de dentro de su portería, por lo que el aprendizaje del portero suele ser más lento que el del resto de jugadores.
      SOLUCIÓN: ser paciente. Si yo a mis porteros les enseño cómo embolsar la pelota, sólo les puedo “exigir” que hagan eso en el partido. Si le han metido un gol por un mano a mano o un gol por arriba no puedo decirle nada puesto que es algo que no le he enseñado. Cada año aprenderá 3-4 nuevos conceptos y poco a poco su rendimiento irá mejorando.

      De todas formas veo que estás muy interesada y preocupada por tu hijo, lo cual ya es mucho, ya que no está solo en esto. Simplemente trata de aislarlo del problema y que se preocupe simplemente de jugar y disfrutar. Cuando se encuentre totalmente cómodo ganará confianza y empezará a demostrar todo lo que su EdP le está enseñando. Mucha suerte!

      Responder
      1. Madre

        Muchas gracias. Lo haré y lo apoyaré y animaré en todo lo que este en mi mano. Muchas gracias

  11. brayan

    hola ¡buenos días, tardes o noches tengan todos ustedes!
    yo practico el futbol y me gusta la posición de portero y defensa ya que yo me considero bueno
    y me gusta la música de c kan mc davo maniako qba etc. y yo le voy a los pumas ya que me gusta como juegan los porteros y delanteros. bueno, hay los dejo
    ¡BAYYYYY!

    Responder
  12. Alma

    Hola soy mamá de portero de 5 años, la verdad no lo entrenan mucho en esta posición y pues noto que el durante el partido a veces no sabe si salir o quedarse a esperar, yo trato siempre de darle la confianza para que no tenga miedo, pero aun lo veo un poco temeroso, a penas cumplirá un año en el equipo y yo busco ejercicios para trabajar con el su seguridad. Agradezco mucho sus consejos porque son de mucha ayuda para esta mamá orgullosa de su hijo.
    bonito día!

    Responder
    1. juansanchezmerchan Autor de la entrada

      Hola Alma! Gracias por tu comentario. Para ser sincero, te diría que a los 5 años es todavía muy pronto para hacer entrenamiento específico de portero. Para mí el entrenamiento de porteros debería empezar a los 7-8 años, no antes. A los 6 años se pueden empezar a hacer ejercicios que más bien sean juegos pero no para aprender propiamente, sino para tener diversión e irse familiarizando con el mundo de la portería. De hecho, en clubes donde he estado tienen “prohibida” la especificación a edades tan tempranas y todos los jugadores juegan como portero a lo largo de una temporada. La especialización viene más tarde, sobre los 7 años e incluso en ese momento sería recomendable jugar en todas las posiciones posibles.
      Mi recomendación es que no debéis agobiaros con ejercicios para mejorar ni localizar aún errores. Dále la oportunidad de probar a ser portero durante un tiempo para ver si le gusta o no. Y si de verdad quieres practicar algo, te diría que el 95% de los disparos que reciba serán disparos rasos, así que únicamente practica el desplazamiento lateral y el embolsar la pelota, que es la parada de máxima seguridad. Aún tiene las manos muy pequeñas para atrapar un balón que venga por el aire y ser capaz de retenerlo, así que mejor que aprenda pocas cosas aún pero que lo haga bien.
      Como recordatorio, si la pelota viene por abajo, lo ideal o lo que recomiendo es poner una rodilla en tierra, atrapar la pelota como a dos palmos delante de la rodilla de apoyo y caer hacia adelante (hay millones de videos en internet con ejemplos). Y muy importante: en este caso las manos no se utilizan para coger la pelota, sino que se utilizan como “rampa” para llevar la pelota al pecho y una vez ahí aprisionarla con los brazos y las manos.
      Un saludo y a disfrutar de tu hijo y el fútbol!

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s